[Historia] Buscando los orígenes

Iniciamos la andadura en este blog del proyecto haciendo una breve reseña de los trabajos de investigación realizados hasta la fecha, con el objetivo de documentar la historia de la finca La Golfilla.

Aunque ya disponemos de una página abarcando este campo, dada su orientación divulgativa y de resumen, y sobre todo por su carácter dinámico -actualizándose constantemente y sintetizando el conjunto de hallazgos-, hemos considerado oportuno incluir entradas específicas en el blog, pro memoria y para poder extendernos en detalles de interés que de otro modo se pasarían por alto.

Dentro de los esfuerzos iniciales de investigación, surge indudablemente como primera prioridad el descubrir los orígenes de la finca: cuándo se asentaron por primera vez los humanos en el paraje, posibles periodos de despoblado, y finalmente de cuándo data la actual configuración de la aldea.

Como hemos relatado en la página-resumen, a pesar de la existencia de materiales líticos en el Museo Arqueológico de Requena, hasta el momento no contamos con más evidencia de un asentamiento estable en la zona.

Plano del T.M. de la Balsa de Ves en 1874.
La aldea es nombrada simplemente como “casa de campo”, si bien la ruta de acceso sí aparece como “camino de La Golfilla”.

La documentación más antigua con la que contamos es un plano del término municipal de la Balsa de Ves -fechado en 1874 y disponible en el IGN, probablemente relacionado con el deslinde de 1872-, y un inventario de las obras hidráulicas en el Valle del Cabriel aguas abajo de Boniches -de 1878 y disponible en el Centro de Estudios Requenenses (pág. 136)-, que describe la antigua presa de La Golfilla en los siguientes términos:

4. Presa de la Golfilla (Balsa de Ves). Antigüedad de menos de 10 años. Distraen agua del río sin derechos. Construcción: piedra en seco, algunos caballos y enfajinado. Riega 200 hanegadas de huertas.

Como vemos, la citada presa se construyó entorno a 1868, de forma muy rudimentaria -por lo que podría no ser la primera en dicho emplazamiento-, dando servicio no obstante a unas 17 hectáreas -superficie regable muy similar a la actual- que indudablemente estaban orientadas a una agricultura eminentemente de subsistencia.

Esto nos sitúa en plena época de la Desamortización, que marca el origen de tantos caseríos y pequeños poblados a lo ancho de toda España, y que a falta de información adicional tomamos como primera referencia plausible sobre el primer asentamiento sedentario en La Golfilla.

Especulando con fechas más antiguas…

El contar con la certeza de una población estable a mediados del s. XIX no excluye en absoluto la posibilidad de una colonización más temprana. A esta idea contribuyen los siguientes hechos:

  • Las afirmaciones realizadas por testimonios orales, que podrían derivar tanto de la memoria histórica como del imaginario popular.
  • El hallazgo de los ya citados materiales líticos, expuestos en el Museo Arqueológico de Requena.
  • La aparición de restos humanos durante los movimientos de tierras realizados en los años 70-80, a los que hacen referencia testimonios orales.
  • La dependencia que tenían, para su seguridad alimentaria, las villas de La Manchuela respecto de las riberas del Júcar y del Cabriel: el altiplano se dedicaba principalmente a pastos para el ganado lanar de los señores, mientras la población -en su mayoría mudéjar- se nutría de pequeñas huertas allí donde afloraba el agua.
  • La existencia de un “castillejo” en la vecina finca de Tetuán, tal y como nos relata Vicente Jiménez en su magnífico blog “Olmo de Villa de Ves”.
  • La colonización temprana (s. XVIII) de la ribera requenense, impulsada por el incipiente capitalismo urbano y por orden real. Se trata de un proceso que probablemente también afectaría a otros municipios: por ejemplo, las vecinas Casas del Río -que entonces pertenecían al T.M. de Cofrentes- se fundaron en 1720.

De estos hechos se pueden derivar diversas hipótesis, que van desde un asentamiento de tiempos inmemoriales -similares al caso de Villatoya y Cilanco-, a una colonización dieciochesca similar a la de la margen izquierda, incluyendo un posible y largo periodo de despoblado entre la decadencia demográfica visigoda y la edad moderna.

Las líneas de investigación resultantes pasan casi inevitablemente por el Archivo Municipal de Casas de Ves -heredero de toda la documentación histórica de la antigua Villa de Ves y que hasta 1844 abarcaba también el término de la Balsa-; y el Instituto de Estudios Albacetenses -donde se puede consultar abundante documentación sobre el Marquesado de Villena y las Relaciones Geográfico-Históricas de Tomás López-.

También constituyen fuentes de inestimable valor histórico las Relaciones Topográficas de Felipe II (s. XVI) y el Catastro del Marqués de la Ensenada (s. XVIII), así como los documentos custodiados por el Obispado de Albacete -que desde el s. XVII cubre de forma sistemática bautizos, comuniones, decesos, censos varios, etc.-.

…y otras líneas de investigación.

Además de conocer el origen de la aldea, surgen de forma lateral múltiples interrogantes y cuestiones de gran interés, como podrían ser la evolución de la propiedad de la tierra, cuestiones toponímicas -el por qué del nombre “La Golfilla”-, fiestas locales, etc.

Sobre el primero de estos aspectos podemos disfrutas las ortofotografías del vuelo americano de 1956, que muestran una explotación fragmentada en pequeñas parcelas que en los años 70 pasarían a un monocultivo de chopo.

Ortofotografía USAF-56

Ortofotografía de La Golfilla en 1956, que muestra una propiedad fragmentada y una infraestructura hidráulica sensiblemente diferente a la actual.

Asimismo, contamos con la evidencia de que los propietarios de La Golfilla se organizaron con la creación del Grupo Sindical de Colonización nº 16.127, que pasaría a ser la SAT nº 195 en 1982. Es de esperar una mayor información al respecto en el Ministerio de Agricultura.

Finalmente, disponemos de las escrituras de agrupación de fincas y compra-venta de 1991, que se constituyen como un valioso punto de partida para remontarse en el tiempo a través de los archivos notariales.

Sin duda el espectro de nuestras investigaciones se irá ampliando en el tiempo, pero con esta primera entrada podemos asentar unas interesantes bases para avanzar en el conocimiento de este bonito rincón del Valle del Cabriel, que esperamos poder compartir con vosotros en futuras publicaciones.

NUEVOS HALLAZGOS:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a [Historia] Buscando los orígenes

  1. Pingback: La Golfilla ¿de origen árabe? | FINCA LA GOLFILLA

  2. Pingback: [Historia] El Bajo Cabriel en el Diccionario de Madoz (1846-1850) | FINCA LA GOLFILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s