[Vida rural] Permita a sus hijos hacerse agricultores

ninyaordenyando
Artículo original (en inglés): Let your children grow up to be farmers
Traducido por: Stefan Nolte

“No permita que sus hijos se hagan agricultores”. Este es el título de un artículo de opinión en el New York Times que estuvo rondando mi canal de noticias de Facebook la semana pasada. Puede que ya lo hayáis leído por vuestra cuenta, pero si no lo hicisteis, os lo resumo: el modelo de agricultura a pequeña escala es incapaz de generar un nivel de ingresos digno. Es casi imposible ganarse la vida de esta manera.

Esas verduras ecológicas en el mercado local de agricultores, las participaciones en sistemas de agricultura sostenida por la comunidad -en las que tal vez hayáis invertido-, o los viajes de camioneta por el centro de grandes urbes para repartir las cestas de los grupos de consumo… Todo eso es un lamentable espectáculo de lucha encarnizada y salvaje competencia entre granjas “de aficionados” (en algunos casos el pasatiempos de gente adinerada que intenta beneficiarse de bonificaciones fiscales y participa en el mismo mercado que los agricultores profesionales) y granjas “sin ánimo de lucro” con unos consejos de administración como para repartir tractores nuevos -en lugar de mendigar un prestamo al banco-.

Es un buen artículo, que da en el clavo en muchos aspectos. Con la agricultura como única fuente de ingresos es imposible hacerse rico, y cada vez se hace más difícil vivir de ello -incluso a pesar del reciente movimiento por una alimentación consciente-. Es por este motivo que el autor ha elegido el título que ha elegido: para llamar la atención y señalar lo difícil que es que funcione la tan idealizada pequeña empresa agrícola. “No permita que sus hijos se hagan agricultores” es una advertencia, y una advertencia muy seria.

El artículo termina tratando algunos asuntos por los que los agricultores deberían luchar, como es la condonación de los préstamos derivados de la formación universitaria para aquellos que decidan dedicarse a la agricultura (cosa que me encantaría), o mejores salarios para todos los eslabones de la cadena agroalimentaria. Como acabo de decir, es un artículo de gran alcance y muy bien escrito. Estoy de acuerdo con él en todos los puntos, excepto en uno:

“Permita a sus hijos hacerse agricultores”

Permítales saber lo que se siente al liberarse de los habitáculos iluminados por tubos fluorescentes y las reuniones con puntero láser. Permítales asumir desafíos para que sean personas capaces, que ante cualquier adversidad sepan que puedae recurrir a su intelecto y sus habilidades. Permítales silbar y cantar en voz alta lo que quieran, sin que les llamen la atención por “perturbar el trabajo de los compañeros”. Permítales transitar por un caminos sinuosos al son del canto de los pájaros, en vez de con el rugir constante de una autopista. Permítales ser audaces, ser románticos. Permítales crecer sin tener que pedir permiso a un adulto para ir al dentista a las 2 de la tarde de un jueves.

Deje que se ensucien. Que maten animales. Permítales gritar ante la belleza de la tierra en barbecho que acaban de comprar. Permita que participen en el parto de su ganado, que traigan animales al mundo, y que se den cuenta de que no hay que preocuparse porque una placenta esté manchando su camisa, porque a estas alturas ya no se les preocuparán las camisas en absoluto.

Permítales despertar durante una tormenta de nieve, y luchar contra la ventisca en la puerta del establo, en lugar de luchar contra el tráfico. Permítales aprender lo que es el verdadero trabajo, que encuentren la felicidad al entender que éxito y riqueza no son sinónimos. Permítales saltarse el protocolo de una boda fantástica. Permita que se olviden de cuatro años de estudios universitarios desaprovechados. ¡Que se vayan! ¡Que se vayan a formar un nuevo hogar!


Free Range Child – Raising Children Connected To The Earth & Their Food (film sneak peek) from Films For Action on Vimeo.

La agricultura nunca ha sido y nunca será una vida fácil, pero para muchos es una elección fácil. En mi caso la única opción que tenía. ¿Puede que sea este el precio a pagar?

Ser agricultor significa querer dedicarse a ello más que a cualquier otra cosa. Significa renunciar a las comodidades que otras personas ni se cuestionan, como irse de viaje o vestir a la última moda, conducir en coche nuevo y gozar de abultados planes de pensiones privados. Significa tomar decisiones que tus compañeros no van a entender, tu familia va a censurar, y sobre las cuales otros agricultores echaran pestes. Significa tomar una decisión, y ser dueño de ella. Ser realmente dueño de ella, de una manera en la que hoy en día muy pocas personas llegan a poseer nada.

Permita que sus hijos crezcan para conocer esta responsabilidad. Hágales literalmente poner la comida en la mesa, atarse los machos y aprender el enorme esfuerzo que conlleva una vida digna de ser vivida.

Llevo viviendo en esta granja a tiempo completo desde hace casi dos años, y nunca sin preocupaciones. Pero este pesado telón de ansiedad está lleno pequeños agujeros que dejan entrar brillantes rayos de luz. ¡Hay tantos como estrellas en el cielo! Y estos pequeños destellos de luz me han cambiado tanto…

Se trata por ejemplo de los paseos por la cima de una montaña sobre un caballo de tiro, los almuerzos con lo que hace poco veía como pollitos y semillas, y el encontrar refugio espiritual en el trabajo diario y los ritmos de mi vida.

La versión de mí que tenía miedo a la granja sin duda sería más solvente económicamente, pero no sería tan feliz. No sabría cómo cazar ciervos, montar a caballo, plantar un huerto o sacrificar un pollo. Sólo en las últimas y anormales décadas de la historia se han considerado “recreativas” y “anticuadas” estas habilidades. Y puede que el periodista del New York Times se encuentre en una posición financiera muchísimo más holgada cuando los alimentos locales dejen de ser una novedad y una extravagancia por la que algunos sienten predilección, y se conviertan en los puntos de sutura de los que su comunidad dependa cuando se dispare el precio de los combustibles, se produzca algún desastre natural, cambie repentinamente el clima político o cualquier otro factor haga descarrilar los vagones de ganado que mantienen a la civilización moderna.

Y eso puede que sea la mejor razón para permitir que sus hijos crezcan para convertirse en agricultores: que podrán alimentarse por sí mismos. Podrán alcanzar la más básica de todas las necesidades humanas, en una sociedad que no tiene ni idea de cómo cuidar de sí misma sin un coche y un supermercado cerca.

Convertirse en un agricultor en este momento no está de moda, financieramente hablando. Esto tristemente es muy cierto. Pero algún día volverá a estarlo. Mientras los humanos necesiten comer existirá un posible negocio en satisfacer la demanda. Y le toca a cada agricultor encontrar su nicho de mercado, aprovecharlo, y aceptar un buen dinero por él sin andar pidiendo disculpas por hacerlo. Además tiene que seguir haciéndolo mucho más allá de lo que pudiera parecer razonable.

Jamás desanimaré a un hijo mío por ser tan valiente como para enfrentarse al mundo con una simplicidad tan feroz. Una cornamenta en llamas puede clavar muchos más agujeros en ese oscuro telón del que hablaba antes.

Permita a sus hijos hacerse agricultores. En esta nación hay superavit de mediocridad y déficit de valentía. Permita a sus hijos hacerse agricultores. Permita que sean valientes.

Seguir a Jenna Woginrich en Twitter

Si te ha gustado, ¡comparte y comenta!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida rural y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a [Vida rural] Permita a sus hijos hacerse agricultores

  1. Pingback: [Reseña] “You can Farm” (“Tú puedes ser granjero”), por Joel Salatin | FINCA LA GOLFILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s