Instrucción Técnica de Sequías: nueva amenaza para nuestras fuentes y ríos

33 alegaciones para frenar la nueva embestida del Ministerio de Agricultura

sequia

Dicen que las casualidades no existen, pero yo aún necesito que alguien me explique esto.

Como algunos seguidores del blog recordarán, el pasado 27 de noviembre publicamos un extenso artículo describiendo las nefastas políticas de gestión de la sequía que se siguien en este país, todavía obsesionadas con ofrecer más agua mediante los denominados “pozos de sequía”. En él comentábamos cómo a base de mucho trabajo y presión social, conseguimos que la Confederación Hidrográfica del Segura aceptara someter a revisión el Plan Especial de Sequía de la cuenca, proyecto que con la desmovilización acabó aparcado en un cajón.

Pero mira por dónde, que apenas 24 horas después de escrito y compartido el artículo, se publica en el portal del Ministerio de Agricultura (MAPAMA) la apertura del periodo de consulta pública de una nueva Instrucción Técnica, encaminada ni más ni menos que a regular estos planes. Y para el 21 de diciembre todas las cuencas intercomunitarias (que pasan por más de una comunidad autónoma) presentaron a revisión sus nuevos Planes Especiales de Sequía.

Que nadie se llame a engaños: preparar una documentación de este tipo lleva muchísimo tiempo, así que obviamente no había por parte del Ministerio y Confederaciones Hidrográficas ninguna repentina clarividencia al leer el artículo de marras. Esto hacía meses que ya lo tenía el Gobierno en mente -concretamente desde el inicio del actual período seco-, y los proyectos que ahora podemos leer no son sino una vuelta de tuerca más en la dirección equivocada.

En efecto, hemos podido comprobar nada más leyendo el preámbulo de la Instrucción Técnica que lo que se persigue es ni más ni menos que impedir a las Confederaciones Hidrográficas cambiar su modelo de gestión sin permiso del Ministerio. O traducido a neolengua: “establecer criterios comunes en todo el territorio” para evitar “una indeseable heterogeneidad”. Se ve que el respeto a la diversidad está en horas bajas últimamente.

Así que no ha quedado más remedio que presentar un paquete de 33 alegaciones, que podéis descargaros de esta página y enviar hasta el próximo 28 de febrero al correo bzn-sgpusa@mapama.es, indicando en el asunto: “Observaciones al proyecto de Orden por la que se aprueba la Instrucción Técnica para la elaboración de los planes especiales de sequía”.

Alternativamente, y en especial si sois personas físicas y no asociaciones en defensa del medio ambiente, os ofrecemos una opción muchísimo más sencilla: firmar una petición en Change.org y compartirla en vuestras redes sociales para divulgar el problema. Un click tal vez no haga mucho, pero sumados pueden demostrar a los gobernantes el respaldo social que merece esta causa. Además, difundiendo en redes esta información puede llegar mejor a quienes realmente marcan la diferencia: las grandes organizaciones ecologistas.

Los nuevos Planes Especiales de Sequía -en exposición pública hasta el 22 de marzo- ya han sido redactados siguiendo tal cual la Instrucción Técnica, incluso aunque esta todavía no esté ni aprobada. Parece evidente que la predisposición del Gobierno a escuchar las alegaciones es nula, pero que no se crean que no plantearemos una dura resistencia.

A continuación os dejamos el texto de Change.org a fin de que os hagáis una idea de cuales son las reivindicaciones e ideas centrales de las alegaciones.

Los Planes Especiales de Sequía son un instrumento de las Confederaciones Hidrográficas para tratar de prever y adelantarse a las situaciones de falta de lluvias y gestionar las situaciones de escasez de agua, tratando de minimizar el impacto ambiental y social de las restricciones que pueden llegar a producirse.

Sin embargo, muchos Planes de Sequía se han hecho sin incluir capacidad predictiva alguna, aplazando los problemas hasta el momento en el que solo queda repartir la escasez (causando graves conflictos entre comunidades vecinas) y utilizando como “remedio” la (sobre)explotación de los acuíferos mediante “pozos de sequía”, que en realidad solo supone aplazar aún más el problema: lo extraído de acuíferos hoy, deja de manar de las fuentes pocos meses después. En vez de ahorrar en tiempos de abundancia, se pretende robarle el agua al día de mañana.

Para luchar contra estos “pozos de sequía” (en ocasiones también denominados “Batería Estratégica de Sondeos”), diversas organizaciones sociales de la cuenca alta del Segura se organizaron en 2008 en la Plataforma en Defensa de las fuentes de los ríos Segura y Mundo. Tras 10 años de reivindicaciones la Plataforma ha logrado que se sometan a revisión los Planes Especiales de Sequía aprobados a principios de siglo, pero esta revisión se ve ahora amenazada por una Instrucción Técnica del Ministerio de Agricultura que solamente profundiza en los errores del pasado y pretende maniatar a las Confederaciones Hidrográficas para que no introduzcan ninguno de los cambios reivindicados por la Plataforma.

La Plataforma en Defensa de las Fuentes rechaza la Instrucción Técnica de Sequías por los siguientes motivos:

  • Se está tramitando simultáneamente a los Planes Especiales de Sequía (PES), pero siendo una norma de rango superior que todos los PES deberán acatar genera una grave situación de indefensión jurídica a quienes presentan alegaciones a los Planes Especiales de Sequía.
  • Con la excusa de “establecer criterios comunes en todo el territorio” la Instrucción Técnica impide que los Planes Especiales de Sequía se amolden realmente a las características propias de cada río y a los deseos de quienes en su entorno habitan.
  • No incluye indicadores adelantados, como la previsión meteorológica a medio plazo, que permitirían detercar de forma anticipada el riesgo de ver una merma en las reservas de agua, consolidando la función de los PES al reparto de escasez y dejando como única medida posible la explotación de aguas subterráneas.
  • Consolida como “normalidad” situaciones de clara sobreexplotación y vaciado sistemático de los embalses -al utilizar la media histórica como referencia-, que impiden una gestión preventiva de las sequías.
  • Impone valores arbitrarios para decretar situaciones de “alerta” y “emergencia” -que son los que activan la puesta en funcionamiento de los “pozos de sequía”-, sin permitir que cada cuenca amolde esta declaración a sus propias características.
  • Incumple flagrantemente los artículos 4.6 y 14 de la Directiva Marco del Agua, al no tomar todas las medidas necesarias para prevenir el deterioro de las masas de agua y al negar la posibilidad de que los Planes Especiales de Sequía cuenten con una participación ciudadana activa.

Por este motivo, la Plataforma ha presentado una batería de 33 alegaciones contra la Instrucción Técnica de Sequías, empezando por una petición de su completa retirada -hasta que no se presente un proyecto aceptable-, pero proponiendo también numerosas mejoras y cambios absolutamente imprescindibles.

Los abajo firmantes apoyan esta batería de alegaciones e instan al Ministerio de Agricultura a tomarlas en consideración.

¡Paremos la Instrucción Técnica de Sequías! ¡Paremos la sobreexplotación de nuestros acuíferos!

¡Comenta y comparte!

Anuncios

Acerca de stefannolte

Alemán de Mallorca, enamorado de las tierras de Albacete y firme defensor del medio ambiente.
Esta entrada fue publicada en Medio ambiente y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s